Inicio » Blog » ¿Qué es un aceite lubricante?

¿Qué es un aceite lubricante?

Tabla de contenidos

tubos lubricantes tracalo

Un lubricante es un fluido complejo compuesto por dos partes diferentes:

  • Aceite base: 5% a 30%
  • Aditivos químicos: 70% a 95%

Tiene por misión realizar diversas funciones en diferentes mecanismos, ya sean motores, transmisiones, circuitos de frenos, etc. 

Los lubricantes son el conjunto de compuestos que complementan las características del aceite de base y le añaden características que no posee. Las características más importantes que pueda aportar un conjunto de aditivos son:

  • Antioxidantes
  • Detergentes
  • Dispersantes
  • Índice de viscosidad
  • Antiespumante
  • EP (extrema presión)

Es importante tener en cuenta que cualquier lubricante está minuciosamente formulado fruto de ensayos muy complejos, que demuestran su eficacia y cualquier cambio que se practique en ellos, bien añadiendo otros aditivos, bien diluyéndolos, podría desestabilizar su fino equilibrio y perder la eficacia deseada. Salvo indicación expresa del fabricante, jamás hay que añadir aditivos a un lubricante como si lo hacemos con los combustibles.

Aceites de base

Existen 5 categorías de Aceites de Base en la industria clasificadas de la siguiente forma:

Aceites minerales Grupo I

Los aceites Grupo I son aceites base obtenidos por destilación y refinado del crudo de petróleo. Se trata de un proceso muy simple y poco costoso, que produce unas bases lubricantes de baja calidad. Para las exigencias de los motores de automóviles modernos, estas bases poseen características poco interesantes. Su capacidad antioxidante es muy baja, tienen un mal comportamiento a bajas temperaturas y una volatilidad en caliente muy elevada. Su índice de viscosidad natural oscila entre 80 y 120, siendo lo normal entre 100 y 110.

Aceites minerales Grupo II

Los aceites Grupo II, al igual que Grupo I, son aceites base destilados del crudo de petróleo, pero más refinados, tienen una capacidad antioxidante baja, reducida fluidez en frío y volatilidad alta a elevadas temperaturas. Se trata de una base con índice de viscosidad natural entre 80 y 120, siendo lo normal entre 100 y 110.

Aceites sintéticos Grupo III

Los aceites Grupo III son bases 100% sintéticas, se obtienen a partir de bases minerales que han sufrido un proceso de Hidrogeneración para devolver a la base unas propiedades que había perdido en el proceso de destilación. Poseen buena capacidad antioxidante, una buna fluidez en frío y poca volatilidad. Su índice de viscosidad oscila entre 120 y 145, siendo lo normal entre 125 y 130.

Aceites sintéticos Grupo IV

Los aceites Grupo IV son aceites de base 100% sintéticos, se obtienen mediante la reacción de compuestos petrolíferos (“polimerización de compuestos de bajo peso molecular”) y son conocidos popularmente con el nombre dePAO” (Poly-Alpha-Olephin).

Estas bases poseen una muy buena capacidad antioxidante, excelente fluidez en frío y buen comportamiento en caliente, ofreciendo, por tanto, un elevado índice de viscosidad natural. Así mismo, en trabajos a elevadas temperaturas, registran una volatilidad muy reducida. Índice de viscosidad a partir de 140.

Aceites sintéticos Grupo V

En esta categoría se clasifican todos los aceites de base que no se encuentran en los grupos anteriores. Los Ésteres forman parte de este grupo. Se trata de aceites de base 100% sintéticos, formulados con compuestos de origen vegetal, mediante un proceso de esterificación de un alcohol vegetal con un ácido graso (de origen vegetal). Su principal diferencia con las otras bases, tanto minerales como sintéticas, es su característica polar. Además, reúne las mejores prestaciones en volatilidad, capacidad antioxidante e índice de viscosidad.

Todas las características que pueda reunir un aceite de base desde su origen, hará que no sea necesario añadírselas en forma de aditivos. Por tanto, un aceite de base sintético, o bien tiene menos aditivos que un aceite mineral, o bien posee mayores prestaciones que un aceite mineral aditivado por igual.

La diferencia entre las bases minerales y sintéticas son numerosas, aunque el valor de índice de viscosidad es el que nos ofrece una información rápida y bastante precisa para su identificación: para un índice de viscosidad menor de 120 se tratará siempre de bases minerales; para un índice de viscosidad mayor de 120 se tratará siempre de bases sintéticas.

¿Para qué sirven los lubricantes?

Las funciones de un aceite lubricante.

Lubricación

Evitar el contacto entre superficies paralelas y enfrentadas cuando tienen movimiento es el principal trabajo de un lubricante. Se trata de interponer una película de separación entre dos superficies enfrentadas, paralelas y con movimiento relativo entre ambas. Esta separación evita el contacto entre las caras enfrentadas, reduciendo los coeficientes de fricción y como consecuencia de ello, una rebaja de las temperaturas de operación y el desgaste abrasivo de los elementos.

Los aceites de base sintéticos, a partir del Grupo III y en adelante, posen rendimientos en todos los aspectos muy superiores. Mejor protección antidesgaste y mayor duración de vida útil tanto de los componentes del motor o caja de cambios, así como del propio lubricante.

Limpieza del motor

La ausencia de cuerpos extraños y productos contaminantes tanto en el aceite como en el propio motor es necesaria para una lubricación competa. Detergentes y dispersantes, son los componentes que se encargan de mantener limpio el motor de los residuos que se forman a partir de los procesos de combustión incompletos, así como de la degradación del propio aceite lubricante. Estos depósitos son transportados por el flujo del aceite hasta el filtro, que retiene los residuos, manteniéndolos alejados del circuito de lubricación.

Refrigeración

El lubricante, a lo largo de su recorrido por el circuito de lubricación, se encarga de equilibrar las temperaturas de todo el interior del motor, permitiendo mantenerlas dentro de los márgenes de resistencia de los materiales, así como facilitando las mejores condiciones para reducir emisiones contaminantes. El lubricante deberá estar capacitado para absorber y liberar calorías de la manera más rápida y ágil posible, sin que afecte a sus propiedades.

Evita la formación de espuma

La presencia de espuma distorsiona todos los parámetros de trabajo del aceite lubricante. Una acumulación de burbujas de aire, producidas por el continuo batido del aceite, genera espuma; es un problema para el circuito de lubricación debido a las pérdidas de presión que ocasiona en los conductos, la dificultad para refrigerar de forma eficiente, así como para la propia lubricación, ya que el aceite estaría siendo sustituido por el aire.

Los aceites deben disipar con la mayor rapidez posible toda la espuma que pueda acumularse por el efecto del batido.

Otras características de un fluido lubricante

La perfecta compatibilidad del aceite lubricante con todos los elementos de su entrono de trabajo es cada vez de mayor importancia. Es imprescindible que sea respetuoso con todos los materiales con los que entran en contacto, con los que deberá convivir durante larguísimos periodos de la vida de estos, algunos costosísimos, como elementos del propio motor o la caja de transmisión.

  • Taqués hidráulicos: si el aceite no se comporta bien a temperaturas elevadas o varía bruscamente, su viscosidad puede ocasionar un mal funcionamiento de los taqués, provocando un desajuste del proceso de apertura de las válvulas.
  • Turbo: es un componente necesario en todos los motores. Por su elevado régimen de giro y soportar altísimas temperaturas, requiere un flujo de lubricación continua en su eje, manteniendo la limpieza total del eje libre de residuos, dado que la presencia de estos podría provocar desgastes prematuros y/o su posible rotura.
  • Embragues y frenos sumergidos: En algunos vehículos, como las motocicletas, los tractores, existen elementos que desarrollan su trabajo mediante fricción, fricción que se produce con materiales especiales, adecuados para ese trabajo. El calor que se genera en el proceso debe ser evacuado rápidamente, motivo por el que se utiliza el baño de aceite. Refrigera y permitir una fricción controlada y progreso. Es la misión de estos lubricantes desarrollados para esta tarea, sin penalizar la lubricación del motor y de la transmisión.
  • Dispositivos descontaminantes: los vehículos modernos incorporan en los conductos de escape elementos para reducir las emisiones contaminantes; dichos elementos son extremadamente sensibles a algunos de los aditivos contenidos en los vapores de aceite lubricante y por ese motivo dichos aceites tienen que incorporar una cantidad reducida de los compuestos (SaPS), como son fósforo (P), azufre (S) y cenizas sulfatadas (SA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio
Ir a WhatsApp
1
Hola, estamos disponibles por WhatsApp de lunes a viernes (laborables) de 07:00 a 17:00. Fuera de ese horario puedes escribirnos y responderemos lo antes posible.